El plástico no es el problema

El plástico es una materia prima muy útil, con innumerables ventajas, por eso es muy importante concienciar a la sociedad de una correcta gestión de los residuos.

La gestión de los residuos plásticos es tan importante como el diseño del producto. Para aprovechar al máximo el valor de la materia prima se debe potenciar su uso bajo los criterios de la economía circular, evitando así el  leakage o abandono de recursos en la naturaleza 

Para CMSA es muy importante llegar al usuario final y comunicarle, con datos objetivos, las ventajas del uso de los envases plásticos y contrarrestar la desinformación que hay en torno a ellos. Todo esto a la par que se conciencia sobre la importancia de realizar un buen uso del plástico, alargando al máximo su vida y llevándolo al punto de reciclaje al fin de su vida útil.

Los plásticos forman parte de nuestro día a día porque aportan una gran seguridad, ya que son sometidos al cumplimiento de  las normativas más exigentes siendo una de las materias primas más controladas.

En temas de salubridad e higiene, el plástico es uno de los pocos materiales que garantizan perfectamente la conservación de los alimentos, evitando así su desperdicio y permitiendo a la sociedad consumirlos en las mejores condiciones. Según la FAO, en Europa solo se pierde un 3% de alimentos gracias a las soluciones de envasado más adecuadas, mientras que en países en vías de desarrollo donde el uso de envases no está generalizado alcanza el 40%.

Los plásticos son la alternativa más sostenible para diversas aplicaciones. El ejemplo de los envases plásticos puede ser el más evidente: de media, son cuatro veces más ligeros que los fabricados con otros materiales lo que implica también la reducción del volumen a transportar y por tanto se ahorra en combustible y emisiones de CO2.

En sistemas de riego por goteo, permite ahorrar del 30% al 60% del agua requerida utilizando métodos convencionales de regadío. 

Al utilizar plásticos en los aislamientos de la construcción se consigue ahorrar hasta 250 veces más energía de la que se ha utilizado en su fabricación.

En el mundo de la automoción, los plásticos representan una media de 2.000 piezas o un 15% del peso total de los vehículos. Además de ser utilizadas por sus cualidades, también se busca reducir el peso del vehículo y así la cantidad de combustible necesario para moverlo. En el caso de los aviones, la apuesta por estos materiales ha permitido elevar el ahorro de combustible hasta el 20%.

Los plásticos no son el problema, la solución está en el comportamiento y la gestión que sociedad hace de ellos
Ni los plásticos ni ningún otro material debería acabar nunca en la naturaleza, muchos menos aquellos que tardan muchos años en degradarse. El plástico es una materia prima muy recuperable, tanto para reciclaje como para recuperación energética. El plástico es un material que contribuye a la economía circular y por ello desde CMSA apostamos por la mejor gestión posible de este.

En España estamos muy concienciados, pero nunca es suficiente. Somos el segundo país de la UE que más envases plásticos recicla en casa, un 70% aproximadamente, pero no será suficiente hasta que lleguemos al 100%.

Según una encuesta realizada por Enet Consulting para PlasticsEurope en 2017, al igual que nosotros, un 96% de los españoles, la solución es concienciar a la ciudadanía, separar adecuadamente los residuos (tanto fuera como dentro del hogar), facilitar el reciclado aumentando el número de contenedores y su frecuencia de recogida y, la clave, en ningún caso abandonar los residuos en la naturaleza.

Compartir