Pez de Abril, el velero patrocinado por CMSA, gana la 18ª edición de PalmaVela

Pez de Abril, el velero patrocinado por CMSA, gana la 18ª edición de PalmaVela

Esta semana se ha disputado la 18ª edición de Palmavela, organizada por el Real Club Náutico de Palma, donde el velero que patrocina CMSA ha vencido en ClubSwan 42, tras cuatro días compitiendo por el liderato. Una emocionante jornada de regatas que finalizó con el equipo Pez de Abril en lo más alto del podio. 

José Mª Meseguer, armador y patrón del Pez de Abril, explicó que “fue una regata muy completa en la que tuvimos todo tipo de vientos. Fue una preciosidad, hicimos todas las mangas y lo difícil fue mantener el ritmo. Mejoramos cada vez más como equipo y eso fue lo que marcó la diferencia”.

El velero Pez de Abril quedó segundo en la primera manga del día y vencedor en la segunda, consiguiendo el título en esta edición de PalmaVela. Una victoria más que se suma a todos los palmarés conseguidos durante los últimos años.

De esta manera, CMSA apuesta por el deporte mediante el patrocinio de una embarcación competitiva en las regatas nacionales e internacionales.

 

Compartir


BUSINESS INTELLIGENCE

NUEVA HERRAMIENTA DE BUSINESS INTELLIGENCE

La innovación e integración de nuevas tecnologías forma parte de nuestra identidad, así como el esfuerzo por ser cada día mejores. Por ello, sumamos nuevas herramientas como Power BI, que facilitan nuestro trabajo diario y nos permiten ser más eficaces.

CMSA ha llevado a cabo un proyecto que tiene como objetivo dotar a la empresa de una plataforma corporativa de Business intelligence que permita la recopilación e integración de toda la información de interés analítico para la organización, en un repositorio o almacén de datos común para su análisis.

Para la financiación del proyecto hemos recibido una subvención del Instituto de Fomento de la Región de Murcia (INFO) cofinanciada en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) por importe de 6.750 Euros (Cheque TIC). Expediente 2021.08.CHTI.000077

Compartir


España, segundo país europeo que más papel recicla

España, segundo país europeo que más papel recicla

Recientemente ha sido publicada la Memoria de Sostenibilidad de ASPAPEL 2021, considerada una de las publicaciones anuales más completas sobre el compromiso con la sostenibilidad de la industria papelera española, a través de su análisis y su riguroso estudio nos da una perspectiva sobre la situación actual y el avance del sector.

Entre los objetivos de la memoria está dar cuenta de la gestión forestal sostenible, el proceso productivo eficiente y responsable, contribución a la calidad de vida y liderazgo en la recuperación y reciclaje.

Según el informe el 62% del papel puesto en el mercado es certificado, esto supone que la materia prima con la que está hecha el producto proviene de bosques gestionados de forma sostenible. Es decir, se aprovecha los recursos del bosque con su capacidad de regeneración, conservación y mejora de la biodiversidad, de tal manera que pueda continuar con su funcionamiento tanto en el presente como en el futuro.

La economía circular en la industria del papel consiste en la circularidad natural con materias primas naturales y renovables y por otro lado, la circularidad social con bioproductos reciclables y reciclados masivamente.

El camino del ciclo papelero comienza en las plantaciones locales de madera para fabricar el papel y finaliza con el reciclaje mediante la colaboración masiva de los ciudadanos. En este sentido, el sector apuesta por la certificación con una gestión forestal sostenible.

La certificación forestal FSC garantiza al consumidor que los productos son sostenibles, ASPAPEL estima que el 62 por ciento del papel ya está certificado y se recicla el 78 por ciento del papel que se consume. Asimismo, el informe señala que en total los españoles reciclan cada año 5,1 millones de toneladas de papel usado, lo que sitúa a España como el segundo país que más recicla papel y cartón en la UE, sólo por detrás de Alemania.

El camino del packaging hacia la sostenibilidad

Los consumidores están cambiando sus hábitos de compra y son cada vez más conscientes con las consecuencias ambientales de sus decisiones a la hora de adquirir cualquier producto. En esa línea, las compañías buscan soluciones de envasado para sus productos donde primen los materiales circulares que sean reciclables y que mantengan las garantías de calidad de sus productos.

En este contexto, nuestras bolsas Earthpack dan respuesta a los retos que se enfrenta la industria alimentaria en materia de sostenibilidad. Earthpack está fabricado al 95% en papel a partir de láminas 100% reciclables de fuentes renovables FSC. Ofrecemos la solución, ahora más que nunca de un packaing sostenible.

Compartir


LA CIBERSEGURIDAD

LA CIBERSEGURIDAD

La ciberseguridad es la protección de sistemas, datos, softwares y hardwares que están conectados a Internet. Su objetivo es principalmente proteger los datos, muchos de ellos confidenciales, de las empresas evitando el robo de los mismos, los ataques cibernéticos y las usurpaciones de identidad.

Es por tanto un tema relevante tanto a nivel interno como para aumentar la confianza de los clientes en la empresa.

CMSA ha llevado a cabo un proyecto que tiene como objetivo identificar los riesgos de CiberSeguridad tecnológicos que puedan existir en la organización.

Para la financiación del proyecto hemos recibido una subvención del Instituto de Fomento de la Región de Murcia (INFO) cofinanciada en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) por importe de 10.500.00 Euros (Cheque TIC Ciberseguridad).

Compartir


CMSA IMPLANTA SAP BUSINESS ONE COMO SISTEMA DE GESTION

CMSA IMPLANTA SAP BUSINESS ONE COMO SISTEMA DE GESTION

SAP Business One es la nueva apuesta por parte de CMSA, como sistema de gestión integral para un mejor control de los procesos clave de la empresa. SAP es reconocida como líder mundial en el mercado de software de gestión empresarial y se considera la creadora de los ERP (Enterprise Resource Planning-Sistema de Planificación de Recursos de Empresa).

Como resultado, CMSA da un paso más en la mejora y optimización de sus procesos, a fin de responder con mayor eficacia a las exigencias y necesidades de sus proveedores y clientes.

La innovación e integración de nuevas tecnologías forma parte de nuestra identidad, así como el esfuerzo por ser cada día mejores. Por ello, sumamos nuevas herramientas como SAP Business One, que facilitan nuestro trabajo diario y nos permiten ser más eficaces.

Compartir


E.Leclerc, Delhaize Group, Alcampo, Aldi y Carrefour empiezan a reducir su consumo de cualquier tipo de plástico en los envases hortofrutícolas con Earthpack

E.Leclerc, Delhaize Group, Alcampo, Aldi y Carrefour empiezan a reducir su consumo de cualquier tipo de plástico en los envases hortofrutícolas con Earthpack

Cada vez hay menos espacio para el plástico en las estanterías de los hipermercados, una tendencia que ha acelerado gracias a Earthpack, la última novedad de CMSA: un envase 100% reciclable en el contenedor de papel y degradable en suelo y mar si escapa del circuito de reciclado. 

E.Leclerc y Delhaize Group ya han lanzado estos envases en distintos puntos de Europa. Hasta 20 referencias de cítricos de la marca francesa y las patatas y cebollas de la multinacional belga ya se encuentran envasados con Earthpack. En España los supermercados de la multinacional Carrefour también han comenzado a envasar algunos de sus productos con nuestro envase. Los supermercados Alcampo también se han sumado a este cambio para dejar atrás el plástico en su gama de cebollas, lo que supondrá reducir el uso de plástico de la marca en 6.000kg al año. Los supermercados Aldi también han actualizado el packaging de su gama de cebollas con Earthpack. 

Este paso del plástico al papel supone un mayor uso de árboles como materia prima, por lo que tenemos un compromiso de reforestación: utilizamos solo papel procedente de fuentes renovables FSC. Además, hemos reforestado grandes parcelas con el objetivo de seguir reduciendo nuestra huella de carbono y absorber la mayor cantidad de CO2 posible. 

Earthpack es una evolución del embalaje para el producto elaborado al 95% en papel a partir de láminas 100% reciclables. La malla transpirable está fabricada en papel y fibras de bambú, mejorando la calidad del reciclado final. 

¿Quién será el siguiente en sustituir el plástico de sus productos con Earthpack?

Compartir


Diferencia entre papel FSC y papel reciclado

Diferencia entre papel FSC y papel reciclado

En la actualidad encontramos cada vez más términos relacionados con procesos ecológicos o con fines medioambientales. En este caso el papel FSC, a diferencia del papel reciclado, cuenta con un certificado que acredita que el material con el que está producido proviene de bosques gestionados según los criterios del Consejo de Administración Forestal. Estas medidas versan sobre la gestión sostenible del bosque en términos ecológicos, sociales y económicos, entre otros aspectos. Por otro lado, en el caso del papel reciclado vemos que este emplea como materias primas fibras recuperadas de cartón o papel, tanto procedente después del consumo del mismo como de preconsumo procedente de recortes o excedentes en otros procesos de fabricación. 

La organización no gubernamental FSC es creada bajo la misión de promover una gestión forestal  medioambiental responsable,  socialmente beneficiosa  y económicamente viable en los bosques de todo el mundo. Por consiguiente el certificado que esta otorga (FSC) es una garantía para el consumidor que los productos forestales proceden de montes aprovechados y utilizados de una forma racional. 

Por otra parte, el papel reciclado es aquel en que su fabricación se realiza a partir del papel usado recogido en oficinas, imprentas, etc. La tinta se separa de las fibras y, después, estas son sometidas a procesos de blanqueamiento. Por último, a partir de la pasta generada de este proceso se fabricaría el papel reciclado.

Por lo tanto, en el caso del papel reciclado, al igual que uno de fibra virgen, para ser ecológico necesitaría un proceso productivo no contaminante, ya que en ocasiones los tratamientos de las tintas compuestas por aceites, barnices, pigmentos, etc pueden crear impactos negativos en el medio ambiente.

El reciclaje de papel sí permite reducir los vertederos y las emisiones que producen: los 4,6 millones de toneladas de papel usado recuperados para su reciclaje anualmente en España suponen un ahorro de volumen en vertedero equivalente a 46 grandes estadios de fútbol como el Santiago Bernabeú o el Camp Nou, llenos hasta arriba, y un ahorro de las emisiones en vertedero de 4,1 millones de toneladas de CO2 (más del 1% de las emisiones totales que produce el país).

Nuestro Earthpack es un sistema de packaging comprometido desde la fabricación del material bajo los criterios FSC y que, además, brinda unos compuestos biodegradables en el caso de que el producto pueda escapar del circuito de reciclado. De esta forma encontramos Earthpack un producto de circuito cerrado con impacto positivo en el medio ambiente.

Compartir


Bambú: la materia prima eficiente

Bambú: la materia prima eficiente

El bambú cuenta con numerosos motivos que le conceden ser el material ecológico ideal en la actualidad como alternativa a otros materiales contaminantes ya que es muy versátil y polivalente. Sus características lo posicionan como una materia perfecta para la elaboración de todo tipo de bienes. Con él, podemos sustituir casi por completo el plástico, el metal, el petróleo u otros tipos de madera que son altamente contaminantes.  

Hablamos de un producto biodegradable 100%, una de las razones más importantes ante su uso como material alternativo. No necesita ningún tipo de proceso de reciclaje, eligiendo si utilizarlo o tratarlo como residuo siendo ambas opciones respetuosas con el medio ambiente. Asimismo, no es un recurso escaso, proviene del medio y se puede cultivar con facilidad, por lo que es una fuente de energía infinita a diferencia del petróleo, el plástico y metal. Su explotación se basa en un modelo sostenible que permite generar sistemas económicos duraderos.

Todo ello convierte al bambú como una herramienta contra el calentamiento global, siendo una planta capaz de captar más CO2 que otras plantas, por lo que se considera una especie altamente eficiente en la absorción de dióxido de carbono de la atmósfera. Es un material sostenible ya que sus cortos ciclos productivos permiten disponer de la cantidad necesaria para un rendimiento constante.

Son estos mismos ciclos productivos los que demuestran que es un material eficiente, ya que es una de las plantas con un crecimiento más acelerado del mundo, llegando a ser de 15 centímetros diarios convirtiéndola en un material altamente sostenible de producir. Por consiguiente, utilizar bambú es una buena solución para optimizar el terreno que la humanidad destina a producción de recursos evitando tener que deforestar nuestros bosques y selvas.

Como hemos comprobado, estamos ante una planta muy resistente. Esto se traduce a poca o nula presencia de productos químicos durante su cultivo. Destacando así que la química tampoco juega ningún papel en la manipulación del bambú una vez cortado pues no requiere de un proceso de transformación complejo.

De igual forma, es una gran opción para la producción de energía. Su alto rendimiento productivo convierte al bambú en una planta perfecta para la elaboración de combustible de origen vegetal, siendo alternativa a otros combustibles actuales. También es una opción de reciclaje fácilmente aplicable a la hora de desechar productos hechos de bambú cuando estos ya no sirven o han quedado obsoletos.

Compartir


El papel que nos envuelve

El papel que nos envuelve

El papel forma parte de nuestro día a día, cubre muchas necesidades esenciales de las que no somos conscientes a pesar de utilizarlo diariamente y de forma recurrente. Cuando desayunamos y queremos limpiar la mesa, cuando vamos al aseo, cuando queremos tomar nota de algo urgente que no queremos que se nos olvide y por supuesto, también para empaquetar productos de manera revolucionaria y ecológica.

En el mercado podemos encontrar más de 500 tipos diferentes de papel. El más conocido entre todos ellos es sin duda es el de escritura pero hay muchos tipos más: podemos encontrar el papel de prensa, el papel sanitario, el papel de celulosa y también, papel compostable para poder envolver nuestros alimentos sin perjudicar al planeta. A este concepto evolutivo de embalaje sostenible lo conocemos como earthpack, un novedoso sistema de empaquetado totalmente reciclable y biodegradable tanto en contenedor azul como en suelo y mar si no se recicla correctamente. 

Todos y cada uno de los papeles que existen son herramientas necesarias que forman parte de nuestra vida como personas individuales y como entidad colectiva, ya que el papel forma parte de la comunicación diaria, de la cultura que envuelve nuestra sociedad, de la educación, de la sanidad y de todos los ámbitos que se nos puedan venir a la cabeza.

Como su existencia está tan implantada en nuestra realidad cotidiana, la gran mayoría de veces no tenemos ningún tipo de feedback de la cantidad de soluciones cotidianas que el papel resuelve por nosotros y de las tareas que nos facilita cada día. El papel lleva años y años cambiando y adaptándose a las necesidades humanas, evolucionando paralelamente a la tecnología desarrollada y adaptándose a nuevas formas de uso y fabricación, como por ejemplo evolucionando al concepto de earthpack, permitiéndonos envolver frutas y hortalizas con un packaging atractivo, compacto, ecológico y sostenible.

El papel sigue siendo un gran desconocido para la mayoría de personas que lo utilizamos diariamente pero, estamos seguros de que las innovaciones tecnológicas relacionadas con este preciado material no van a dejar de sorprendernos. Su evolución y gran utilidad nos seguirán acompañando y aportando soluciones revolucionarias en los años venideros.

Compartir


Los bioplásticos, el Amazonas y la deforestación

Los bioplásticos, el Amazonas y la deforestación

In Noticias, Earthpack12 noviembre, 2020

El Amazonas se deteriora, está sufriendo un lento y devastador desgaste de sus recursos en muy poco tiempo por culpa de las atrocidades que acechan a su tierra y vegetación. Numerosas manifestaciones, actos cívicos y aglomeraciones se forman para luchar contra esta injusticia donde se reúnen con bastante constancia y asiduidad. A pesar de alzar la voz para protestar contra esta atrocidad, parece que nunca termina de contar para nada porque es bastante difícil escuchar a la voz del pueblo y sobre todo, tomar en serio a la voz del pueblo.

La deforestación del Amazonas se debe a un motivo muy concreto. La tala de árboles se está haciendo para convertir el terreno en cultivo, especialmente para fabricar bioplásticos. Esto implica un daño irreparable al pulmón de América, ya que no solo pierde árboles, sino también el suelo fértil destinado a a producción de bioplástico que podría aprovecharse para alimentar a la población más desfavorecida.

La amazonía nunca antes había estado tan amenazada. “La expansión de la agricultura, la ganadería, las concesiones mineras y un dramático aumento de hidroeléctricas, son sólo algunas de las presiones que tienen en riesgo a la selva más grande del mundo”. Los bioplásticos tampoco ayudan a su bienestar, ya que con ellos no se pone solución a la contaminación que hay por los plásticos sino que se contamina de otra manera, empiezan a haber indicios de la contaminación de los peces que sufren en el amazonas por los plásticos que hay en el río.

Los plásticos y bioplásticos que se desechan en el caudal fluvial no se deterioran ya que necesitan una temperatura bastante alta para poder degradarse. Esta situación se tiene que frenar de alguna manera ya que se está terminando con el ecosistema de nuestro planeta y su salud a día de hoy es más que cuestionable. A todos debería preocuparnos el presente y futuro del planeta porque unidos somos más fuertes.

Desde CMSA nos sentimos indignados con esta situación y buscamos un poco de conciencia colectiva para conocer y entender lo que está pasando en el Amazonas, la selva más grande del mundo. Tenemos que cuidar los patrimonios que tenemos y hacer uso del plástico no significa hacerlo de manera irresponsable ni desecharlo en el rincón más remoto de la tierra porque así ningún individuo se da cuenta. Esto empieza a tener consecuencias y como todo está en mano de todos nosotros cambiar y controlar esta situación.

Fuente WWF