PACKAGING, LA PRIMERA BARRERA DE PROTECCIÓN DE LOS ALIMENTOS

In Noticias9 julio, 2020

El envase o envoltorio de un producto, conocido como packaging en el sector, tiene varias funciones clave. Algunas son más que obvias, está claro que su principal función es  contener nuestros productos y alimentos además de ser clave a la hora de reconocer la marca del producto y conocer sus características.

Pero el packaging de cualquier producto debe tener también una función a veces olvidada: proteger nuestros alimentos y productos de incidencias e inclemencias durante toda la cadena de distribución, hasta llegar a la mesa del cliente.

Así un envoltorio, envase o packaging debe mantener en perfectas condiciones el producto que lleva dentro. No hablamos solo de apariencia, sino también de higiene y salubridad. Es importante tener en cuenta que cualquier producto debe recorrer un largo camino hasta estar en manos del usuario final y en este trayecto pueden darse situaciones que escapan de nuestro control:, golpes, roces, bacterias, amontonamiento… Sin olvidar que una vez llega el producto al lineal de compra aún es posible que los clientes lo manipulen para verlo de cerca, lo aprietan con más fuerza de la debida, se les caiga etc.

Esto puede poner en riesgo el producto al exponerse a virus o microbios que puedan tener los clientes en las manos. Definitivamente, el packaging es muy importante para evitar también estos riesgos que existen cuando el producto está ya en el establecimiento de venta, sobre todo en el sector de la alimentación.

Cualquier imprevisto puede comprometer la calidad del producto. Por eso en CMSA trabajamos siempre con una idea en mente: un buen packaging debe asegurar la integridad y salubridad del producto durante todo el proceso de distribución.

Por todos estos motivos, desde CMSA estamos comprometidos a ofrecer soluciones de packaging que se adapten a tus necesidades y que, además, sean capaces de proteger a tus productos frente a cualquiera de estos riesgos.