Aviso Legal     |     contacto  
 
 
 
 
Lunes 11 de Marzo 2013
Articulo en Actualidad Económica

El grupo, dedicado a la fabricación de envases, cuenta con una veintena de patentes.

“Al principio los productos agrícolas se envasaban de forma manual y eran tan sencillos como bolsas de malla fabricadas casi artesanalmente”, recuerda José Maria Meseguer, consejero delegado de Cristóbal Meseguer, uno de los grupos más innovadores de Murcia con una veintena de patentes y la determinación de destinar a I+D +i, al menos, el 10% de sus ventas anuales. "La innovación es determinante y requiere un esfuerzo inversor”, reconoce el directivo.

La empresa, fundada por su progenitor en 1987 en Beniaján, desarrolla envases para productos frescos, así como maquinaria propia para fabricar esos embalajes. Las pesadoras y las envasadoras verticales son los artilugios más demandados. Sin embargo, la venta de envases – que combinan en su mayor parte láminas y mallas para permitir la aireación y visualización de los alimentos- supuso el 75% de los 14 millones de euros facturados por el grupo en 2012.

“Es difícil hablar de un único producto, pero uno muy innovador es M-Pack. Se trata de una lámina de plástico o papel a la que se le aplican refuerzos de malla para acabar convertida en bolsas y paquetes, de diferentes tamaños, tras su paso por una envasadora vertical”, especifica Meseguer.

El grupo murciano provee a firmas que necesitan conquistar al consumidor final con un producto que destaque en los lineales de las tiendas. Su cliente principal son envasadores de productos hortofrutícolas frescos que, a su vez, venden el género a grandes cadenas de distribución. En muchas ocasiones, Cristóbal Meseguer estudia el diseño de los envases y su presentación con los responsables de los departamentos de marketing de los supermercados.

Para presentar propuestas de altura, Cristóbal Meseguer dispone de un departamento dedicado a lanzar nuevos formatos en el que se procura dotar de la máxima creatividad a las propuestas, sin desatender las más elevadas exigencias de calidad, seguridad alimentaria y sostenibilidad ambiental.

La innovadora compañía movió el año pasado el 7% de las tramitaciones para conseguir patentes en su comunidad autónoma y, a juicio de Meseguer, avanza a buen ritmo “tras haber invertido cinco millones de euros hace seis años para dar un gran salto, una decisión que fue todo un acierto”, asegura Meseguer. El empresario observa que la obtención de patentes conlleva un coste importante, además de ser un proceso largo de casi dos años. El mercado de este grupo traspasa las fronteras nacionales, pues el 60% de las ventas y el 80% del beneficio provienen del extranjero. Los países centroeuropeos y los escandinavos poseen un peso importante en el negocio. Este año la firma prevé elevar sus ventas un 20%, hasta los 17 millones de euros, a lo que podrían contribuir nuevos contratos en Noruega, Polonia y Canadá.




     
   
 
ecobionet
EMPRESA    |    MAQUINARIA    |    PRODUCTOS    |    NOTICIAS Y NOVEDADES    |    LOCALIZACIÓN Y CONTACTO
                    Diseño Web